22 de marzo de 2016

avistamiento de una nave nodriza o el diario desesperado de un concierto hermoso

antes del concierto lloré en el coche de mi padre un rato
un llanto débil que fluía con dificultad y
que intenté reclutar en la garganta
invisibilizándolo y propiciando su desgarramiento en
unas cuerdas vocales cada día más preparadas para
fingir total normalidad
luego subí corriendo a casa
me quité las medias y me puse otras menos rotas
y elegí un vestido negro, ni muy corto ni muy largo
y me peiné rápido porque bastante impuntual soy ya siempre
y no me despedí de nadie en casa
y corrí hasta el metro
y luego corrí en el metro
y después corrí en el vagón
y al llegar a la parada corrí al salir del vagón
escaleras arriba
más escaleras arriba
todavía más escaleras arriba
y luego corrí hasta encontrarte en la esquina esa
donde se ponen todos los yonkis de lavapiés
no, no quiero nada, lo siento
y te vi y nos besamos rápido y fuimos a por unas cervezas
coge cuatro, te dije
y nos las bebimos tan rápido que casi vomito antes de entrar
y por fin entramos, allí estaban todos tus amigos
y pensé qué bonito que estén todos sus amigos
y no te lo dije pero agradecí estar con alguien tan afortunado
y entonces me cogiste de la mano
y nos pusimos en primera fila
y las luces cedieron y el ambiente era íntimo
y quise llorar pero no pude y volví a querer llorar instantes después
cuando david beef tocó aquella canción que no me acuerdo cómo se llama
y el público estaba tan emocionado como nosotros
el público que eran todos tus amigos
con los ojos tan vidriosos como los nuestros
y te besé un poco de refilón porque me dio vergüenza
y tarareé con una voz trastornada
pero ya entrenada en esto de hacer como que no
"a los golpes, a salir, a mi, a ti,
a quedarse en casa, a que diga que no, a que diga que si
a la noche, al sol y al miedo, a quedarse enganchado de nuevo"
y tú también tarareaste e incluso nos miramos mientras lo hacíamos
y sonreí, una sonrisa tímida
que al final supongo que quedó en una mueca extraña
y me abrazaste y quise decirte que gracias pero me pareció bastante cursi
así que pensé que ya te lo diría en casa o algún otro día,
siempre algún otro día
y la última canción de david fue preciosa
y subió tirana al escenario y cantaron juntos
una canción romántica que dice cosas bonitas que ahora no recuerdo
y volví a pensar gracias gracias gracias gracias
e imaginé una caja de cartón con recuerdos bonitos
y este con un aviso grande de "cuidado, muy frágil"
y te miré y tú sonreías mirando al escenario
y miré para atrás al público que eran todos tus amigos
y todos todos sonreían llorando o lloraban sonriendo
y quise inmortalizar para siempre ese momento
porque joder si hay que explicar a un niño que es la vida
yo le enseñaría una foto de esa mierda que no pude fotografiar
y llegó el descanso antes de que le tocara a tirana en esto
de explicarnos de qué cojones va la vida
y me dijiste vente al baño
y tomamos un poco de eme
y sabía fatal y seguí bebiendo cerveza
y hablé con tus amigos
y todos estábamos felices de estar vivos
de estar ahí de poder vivirlo juntos
y me sentí afortunada otra vez
y me reí de cualquier chorrada que dijo el chico de gafas
y bebí más cerveza y de repente las luces volvieron a apagarse
estaba tirana en el escenario
y todos nosotros volvíamos a estar en primera fila
y yo gritaba y lloraba bailando
y todos gritábamos y llorábamos bailando
e intentaba hacer vídeos de todo para nunca olvidarlo
y todo salía borroso movido y borroso
y desistí y bailé más y canté más alto si cabe
"avistamiento de una nave nodriza"
todos la vimos, joder, estaba ahí
el lugar que todos habíamos imaginado durante
toda nuestra puta existencia era eso que estaba ahí
tan cerca ahí ahí y nos abrazamos
y nos gritamos "tú eres mucho más, naciste para escapar,
tú eres mucho más y te mereces más"
y quise a la chica de al lado que intentaba como yo
grabar algo de todo aquello
y también quise a todos tus amigos
como si fueran los míos
y quise a tirana, sobre todo a tirana
que ahora cantaba que a veces se le iba la cabeza
y que no sabía hacerlo mejor mientras el teclado
mientras el teclado enloquecía o se callaba de repente
y fui capaz
y fuimos capaces
porque habíamos encontrado a gente buena
y le grité un millón de veces lo bonita que era
y entonces entonces
volvimos a llorar todos y tirana también lloró
y lloró todo el barrio de lavapiés
y toda la península de este país asqueroso
y tirana mató a su madre y yo al mío y todos al suyo
y nos quisimos aún más
ahora huérfanos
más huérfanos y más bellos que nunca
y nos quisimos aún más
porque al menos
al menos en todo este maldito caos
nos habíamos encontrado
y estábamos ahí conspirando contra todos
planeado la huida en la nave nodriza
de una sala de conciertos sucia
un sábado frío de marzo del 2016

vamos, abrazémonos al fracaso, ¿acaso hay algo más en todo esto?

ya en la cama me pregunto lo que tantas otras veces en tantos años
ahora que parece que la vida son estos actos inútiles, 
repetidos hasta la muerte, hasta la muerte, hasta la muerte
te lo he dicho muchas veces, no creo en todo esto
es absurdo creer que alguien podría sentirse bien así
los mismo esperándote una y otra vez
aunque los trasnochados de la ayuda espiritual
se prodiguen en afirmar que hoy no es igual que ayer
tal vez es esto lo único que tenemos les gritaría
lo único valioso, incluso
así que dejad de rehuir al fracaso
y encontrémonos todos juntos
unidos, el fracaso y nosotros
como en una fiesta absurda por lo perdido

21 de marzo de 2016

asqueroso pero bonito

el tiempo pasa y no se qué hacer con todo esto
llueve lento una lluvia agria de finales de marzo
sigo en la cama, en pijama, desde hace más de cinco horas
vente y leemos al revés, uno al lado del otro pero al revés,
nuestros pies y nuestras cabezas rozándose tímidamente
como en las escenas de enamorados adolescentes
que tanto nos repugnan
suena asqueroso pero, no sé, puede ser bonito
piénsalo, puede ser bonito

P.D: no seáis mayores nunca, tíos (una entrada que pretende ser un diario personal de mierda)

me siento extraña, claro que esto no es nada nuevo en mí. de repente me encuentro, otra vez, en un punto desconocido desde el que no se hacia dónde escapar. empiezo a pensar que todo va a ser siempre así, pequeños ascensos seguidos de vertiginosas bajadas al más insólito infierno personal. si de eso se trata puede que lo mejor sea aceptarlo y no andar por ahí desesperada por encontrar lo inexistente. sueno ridícula, intentando parecer exhausta todo el rato. diego se reiría de mí si leyera esto claro que él se reiría de todo porque es la única salida inteligente, diría. ya no se hablar de mi misma sin sonar ridícula o pretenciosa, vamos una gilipollas integral pero sigo necesitando encontrarme, encontrar algo aquí o allí donde gritar, susurrar o quedarme en silencio largo rato. ¿cómo lo hacen ellos para permanecer sin querer irse o sin que lo parezca?, ¿cómo lo hacen para estar parados, sentados o tumbados, sin necesitar salir corriendo a ninguna parte? no quiero sonar injusta; en el fondo no ha estado mal, no ha estado mal del todo seguir viva estos últimos meses aunque sólo sea por las noches de insomnio escuchando canciones horteras (deseando salir a cualquier garito guarro a bailar), las tardes en su casa haciendo volteretas en la cama borrachos, fumados o ambas cosas a la vez (sobre todo ambas cosas a la vez) y las canciones tristes de tirana todos los domingos por la tarde escuchándolas como si una maldita guerra nuclear estuviese a punto de estallar, porque siempre está a punto de estallar una maldita guerra nuclear 

2 de marzo de 2016

debes de pensar que soy una desequilibrada
irme así sin despedirme sólo porque hace frío y estoy cansada
no te vayas dijiste y empecé a llorar como una desquiciada
sólo porque tenía las manos heladas,
el pelo mojado, una infancia trastornada
me fui, claro que me fui
hija única malcriada
que nunca aprendió a crecer debidamente
si mi abuelo me viese, así, así como estoy ahora
me enviaría a la mili tres años
pero tres años seguidos para que se me pasase la tontería
esta niña tiene que hacerse fuerte, diría
y tendría razón
esta niña tiene que hacerse fuerte
porque sólo los fuertes ganan siempre
y quien quiere vivir si es sólo para sufrir
quién querría vivir a tientas con su pasado
desordenada, sola, infeliz
déjame decirte que lo siento
que no soy yo lo que esperas de mí
pero no es cierto
pero no es cierto