30 de enero de 2016

en las bibliotecas nadie llora ruidosamente
nadie abraza a nadie por nada porque nadie se mira
como si nadie existiese para los otros
porque nadie existe para los otros

en el supermercado nadie le explica a la cajera
que hay días que hay veces que se te encoge el pecho
y te duele y no sabes por qué
y que ese dolor puede tardar en irse mucho tiempo
meses o incluso años o irse en ese mismo instante

en clase de literatura
nadie interrumpe al profesor para señalarle
que la misma angustia que sintió sexton
durante el embarazo de su primera hija
la has sentido también tú
sin embarazo y sin hija
y que tal vez eso
no sea motivo de autocomplacencia

en los baños públicos de las discotecas
nadie escribe sobre el temor que inspira la muerte
se limitan a intentar ocultar su desprecio por la vida
con frases absurdas y aforismos necios
que nunca creemos pero que nos esforzamos, incrédulos,
 en creer

vida aleatoria
muerte aleatoria
y sin embargo yo puedo elegir
y sin embargo yo no elegí
el cuerpo que respira en mi cuello
es el mismo cuerpo que hace una hora se cernía sobre mí 
el mismo que hace dos me miraba furioso y se contenía
las ganas furtivas de empujarme hacia alguna parte
el mismo cuerpo que hace apenas tres meses me era ajeno
el que hace un año ni siquiera existía

el cuerpo que respira ahora en mi boca
es un cuerpo húmedo, un cuerpo caliente,
un cuerpo pegajoso entre las sábanas tibias,
agotado, rendido, medio tendido entre mis muslos y mi pecho
deslizando su aire y su sudor entre mi aire y mi sudor
corrompiendo mi espacio
anulando el movimiento irracional de mi propio cuerpo
inhalándome
exhalándome
en un intento inútil de asfixiarme

28 de enero de 2016

aquí intento demostrar que existo
pretendo convencerme de que vivo
como, bebo, hago pis, acaricio al gato mientras duerme
menstrúo, follo, con ganas, sin ganas,
grito, pierdo la conciencia
duermo yo también,
sueño lo absurdo, lloro, cago,
susurro a los pájaros de la ventana
beso, muerdo, me quedo inmóvil en tu respiración
friego, ordeno, bailo, me desvanezco
aquí intento explicar que sigo
que no me he derrotado aún
deseo, busco, escribo, río
trabajo, siento, miro, callo
me desvanezco
me despierto
continúo
esta tarde iré a la doctora
y le contaré todo esto
todavía tengo ganas
aunque a veces diga que no
aunque a veces parezca que no
juego, rompo, me estremezco
todavía me estremezco

he rebajado la ansiedad 
la medicina moderna es una bendición 
el mundo moderno es una pesadilla
he rebajado la ansiedad con artefactos químicos que prefiero desconocer 
la ciencia conspira en mi cuerpo
ahora estoy bien 
pero mañana quién sabe 

27 de enero de 2016

a partir de ahora voy a serenarme, me digo y esto no será más que mi pequeño retiro personal, un espacio diminuto pero ardiente en donde cobijarme del demasiado afuera y del demasiado adentro y reencontrarme con el punto medio en el que me alimento y crezco en silencio. no quiero más ruido, no necesito más presencia ajena, tanto fragor exterior sólo ha servido para distanciarme de mi promesa, para olvidarme del hacia dónde y del por qué. ahora quiero volver aquí como una metáfora simplista del hogar que también quiero construir allí. aquí y allí pero siempre un espacio cálido en el que sepa acercarme a mi misma, sin miedo, sin todo el temor que me ha paralizado tantos años. construir mi propio hogar y construirme a mi misma de una vez por todas, entenderme con mis prejuicios absurdos y no condenarme en demasía. no merezco el mal trato que me he dado, no merezco mis desprecios ni los desgarros absurdos con los que intentaba, estúpida, llamar mi atención de cualquier forma. la madurez se presenta ante mí como un camino angosto, pedregoso pero a la vez más plácido y sosegado que el lugar que habito ahora. deseo acallar mis ansias, no del todo, tan solo acallarlas un poco, hacerlas vibrar entre mi piel pero sin silenciar mi propia voz. no quiero que el deseo me domine, quiero dominarle yo a él y sumergirme en su pesquisa sosegada y en paz. que el deseo me venga, lento y suave, como el cosquilleo dulce de un pétalo en la piel.
no tendría más de once años cuando la abuela murió 
recuerdo su vestido gris y los ojos tan abiertos y brillantes
con los que miraba atónita la pared insulsa de granito 
también gris
estaba pálida por la enfermedad y apenas podía sostenerse en pie
y sin embargo había algo en su rostro fascinante y hermoso ese día
yo leía alguna historieta absurda en la habitación de al lado 
y me preparaba para la regañina de papá 
por haber faltado a clase dos semanas
con la excusa de una gripe que nunca tuve
no le conté a nadie, ni siquiera a mamá
que sostuve su mano hasta que dio el último suspiro
hasta que se quedó tranquila y en paz 
alejada por fin de la soledad del alzheimer, 
de una vida que ya no existía en ninguna parte
durante años pensé que eso me acercaba a la muerte
más que ninguna otra cosa
más que mi propia muerte incluso
y pensé en olvidar que estuve ahí 
en no decir jamás que sostuve la mano de la muerte
que incluso la besé después de muerta 
que lloré al menos veinticinco minutos en su vientre
de muerta y que además la hablé y la supliqué
en un lenguaje indescifrable que apenas puedo recordar
palabras inconexas sin ningún sentido 
después me quedé sentada, serena, a su lado 
y no puedo precisar cuán de cierto hay en el recuerdo 
pero, con un hilo de voz sólo pude pronunciar
¿de verdad estás muerta?, ¿así, tan fácil?, 
¿qué le diré a mamá, abuela, qué le diré a mamá?








por favor, marque tres si esto no es lo que esperaba de su vida

no necesito más que
un par de llamadas burocráticas
lentas aburridas y del todo ineficaces
una discusión tonta con el vecino de arriba
por la humedad en el techo y sus formas insólitas
y una visita médica desesperanzadora en una consulta atroz
para volver a mi extraña costumbre
de elegir la horizontalidad de mi cuerpo
como la forma vital más apropiada


querida intimidad:
tan dentro de mí
y no eres más
que una completa desconocida
que me desobedece todo el rato
hoy hace más frío que ayer
y yo, que sigo siendo igual de descuidada que de niña
me he quedado en la cama hasta las doce
leyendo y tarareando canciones antiguas
que ya no recordaba
luego ha venido el gato hasta la cama
y nos hemos quedado
mimándonos más de una hora
y me he reconciliado un poco con el mundo
pero sólo un poco, no te creas
ahora estoy pensando en ti
y en cuánto siento esta habilidad mía
de destrozar las cosas sin pensar
te digo palabras hirientes para hacerte rabiar
pero es sólo que te echo de menos,
me siento tan sola que a veces pienso
que si me encerrara en esta habitación para siempre
nadie me echaría en falta
y es tan doloroso tener la certeza de que es cierto
por eso amor, perdóname
la soledad hace cosas espantosas en el ser humano
y yo sólo espero tener la valentía de dejarlo todo
e irme contigo como planeamos
a un sitio luminoso
en donde pueda ver tu rostro al despertar
y pueda irritarte un poco haciéndote cosquillas en los pies
pero un poco solo mi amor
ya sabes cómo me gusta tu cara de enfadado
luego te pondré ojitos tiernos y sonreirás mientras ladeas
la cabeza y yo te abrazaré por la espalda y me sentiré
tan bien que querré que la vida sea eso
y lo querré tan fuerte que te lo diré sin darme cuenta
de que estoy hablando en alto
sin darme cuenta de lo melodramática que resulto siempre
para ti
espero que perdones estos arrebatos míos
tú mejor que nadie sabes que sueño con que esto que tenemos
sea largo y bonito porque posiblemente, amor mío,
sea lo único hermoso que construiré jamás

26 de enero de 2016

está haciendo un enero agradable y luminoso. apenas hace frío aunque por las noches siga queriendo abrazarme a tu cuerpo apresurada. ya no me importa el amor, me importan las caricias, los abrazos, todo eso que despliegan los cuerpos con el contacto de otro cuerpo afín. el amor es agotador e inestable y yo sólo ansío presencia, roce, intimidad con el otro, contigo. espero que no estés leyendo esto y estés pensando en mi egoismo, en mi estrategia constante de pensar en mí, de existir para satisfacerme. es una estrategia nefasta, por otro lado, porque pensar en uno mismo sólo trae dolor, antidepresivos y alguna anfetamina demás que no debí tomar. pensar en uno mismo es una droga terrible y ya te expliqué que hace tiempo que la dejé, que ahora sólo intento pensar en mí como algo ajeno a mi misma, pienso en mi y me veo desligada de mi cuerpo y de mi mente, estoy en frente de mí ahora mismo, puedo verme y puedo mantener conversaciones coherentes sin desequilibrarme por completo, bueno no del todo coherentes, tú me conoces. hoy hace un día tan hermoso, entran los rayos de sol agitados hasta dibujarme una línea perfecta en la mano, qué querrán decirme con eso. es un día hermoso y yo estoy tratando de decirte algo, algo que todavía desconozco pero que me ruge por dentro como un animal hambriento. ¿qué querré decirte amor?, ¿acaso sabes más de mí que yo misma y puedes averiguar esto antes de que empiece a escribir alocada y torpemente? creo que no me gustaría que me conocieras tanto, tal vez te alejarías aún más, pensarías en mí como la mujer desordenada y atormentada que soy y eso nunca es atractivo, no sino eres un enfermo que busca siempre lo tóxico y desagradable. ya no hay línea en mi mano, la luz solar se aleja y pienso en cuánto agradecería alejarme con ella. no alejarme para siempre, alejarme un rato, desaprenderme un tiempo, desligarme de lo que soy y a lo que pertenezco y volver renovada y sabia pero todavía joven. me siento incapaz de creer en el amor porque me siento indefensa ante mi misma. necesito del otro, de ti y esa necesidad enfermiza también me asfixia. antes, mientras escribía esto, se ha acercado una chica rusa de ojos azules con el pelo revuelto y he querido besarle los labios. era profusamente guapa y parecía tan divertida que nos he imaginado riéndonos sin parar y bebiendo alcoholes rusos en su cama. me gustaría poder llamarte y contártelo y que no te enfadaras porque encuentre atractiva la idea de olvidarme de mi besando a desconocidas. se han encendido las luces, la luz solar a penas se mantiene, cada vez más tenue y disparatada, se va, se va, se ausenta, ya ha tenido demasiado por hoy. ahora llegará la noche, y ya sabes el miedo que le tengo a la noche, perdóname si me inquieto antes de dormir y no apago la luz cuando me lo pides, soy una niña que sigue sin soportar la oscuridad y que sigue sin saber qué quería decirte con todo esto. 
hace días que no me lavo el pelo
me hago un moño rápido al levantarme de la cama
me quito el camisón
me cambio de bragas
me visto con ropa ancha y negra
y salgo a la calle
asqueada y fea
esperando que nadie se percate
de que existo detrás de esas enormes gafas robadas
mamá está más tranquila
lo se porque ayer no se levantó a las tres de la madrugada
no oí rugir a las baldosas del pasillo
ni encenderse esa luz horrible que pusimos en la cocina
ayer mamá durmió toda la noche
no la oí gimotear a través de la fina pared que nos separa
ni siquiera susurró esos horribles nombres que desconozco
se acostó pronto y se durmió sin más
ni siquiera me dijo buenas noches hija querida
ni me dio un dulce beso en la mejilla
se acostó y ya está
como lo haría un niño cansado
derrotado
después de un largo día en el bosque

24 de enero de 2016

debes de pensar que soy una tonta 
llorando así en el tailandés este mediodía 
el camarero, preocupado, pasando cada dos por tres cerca de nuestra mesa para ver cómo iba todo 
debes de pensar que soy una tonta llorando así en los sitios públicos como si hubiese pasado algo importante la muerte de un familiar o un terremoto en el sitio ese tan raro en el que vive ahora ana estoy segura de que piensas que soy una inmadura o que intento llamar la atención sin remedio pero te prometo que me sale solo las lágrimas empiezan y yo ya no soy quién para frenarlas lo intento a veces lo intento porque me muero de vergüenza pero te juro que no me hacen caso y ellas son libres también de hacer lo que quieran así que yo ya paso de ellas si quieren derramarse sobre mí que lo hagan si quieren que todo el mundo se preocupe en el vagón y me miren como a una loca pues ala que hagan lo que les de la gana yo ya estoy cansada de reprimirlas para dentro que luego es peor y las tengo que aguantar yo sola en casa y así al menos me dejan un poco en paz luego aunque solo un poco porque ellas son así ellas sí que son inmaduras no yo aunque no me creas nada de lo que te digo nunca 
la calefacción se rompió hace unos días y ahora mamá y yo nos acurrucamos con mantas en el sofá y oímos rugir al viento el gato parece temerle al frío y salta hasta  tumbarse junto a nosotras en el único que hueco que sobra le mimo como si fuese una imagen aún más torpe y frágil de mí misma parece una estampa feliz pero el silencio lo engulle todo y la noche, esta noche, diría que es eterna 
ayer llovió
y recogiste descalzo la ropa tendida de la terraza 
te dije que no salieras así que ibas a enfermar y seguiste recogiendo pinzas y calcetines 
no me enfadé pero luego en la cama 
me hubiese gustado acariciarte el brazo 
y no lo hice por miedo a tu indiferencia 

23 de enero de 2016

también quiero visitar países extraños contigo y no sentir miedo ni tener angustia de estar lejos quiero poder decir qué belleza de lugar y qué suerte tengo de estar viva ansío decirlo de veras que lo ansío necesito estar dispuesta a contradecirme y que tú te vengas conmigo 
quiero ser algo útil para la sociedad
sonreír en el transporte público
ordenar los armarios los domingos
regar las plantas antes de enfermarlas de pena
quiero ser algo útil para la sociedad 
y que me puedas querer fácilmente 
que tus amigos no piensen que estás con una completa imbécil
aunque todos sepamos que soy una completa imbécil
una completa imbécil que quiere ser algo útil para la sociedad 
porque le han enseñado que eso es lo único que debe ser
útil para la sociedad 
como si fuera tan fácil
tender la ropa en pleno invierno
o levantarse, ágil, de la cama 
no encuentro mi lugar 
pasan los años 
y sigo encerrada 
en la misma habitación 
de siempre 
no encuentro mi lugar
te beso lento, me gustas
sonrío a mamá y friego los platos
leo, intento desesperadamente 
enterarme de cuál es la siguiente línea
pero no la encuentro
no me encuentro
y me duermo
estoy tranquila mientras duermo
dejo de pensar o de saber qué 
estoy pensando
y me libero de esa piedra que arrastro
despierta 
me duermo y por fin, el dolor se desvanece un poco 

22 de enero de 2016

hoy
paseando por tu barrio
me he encontrado a una chica
era bonita pero apenas tendría quince años
nos hemos quedado mirando
tenía unos ojos destellantes
y el pelo largo y brillante como
imagino que será el de las sirenas
he estado apunto de abrazarla
así, sin remedio
y de pedirla que nos fuésemos a bailar
en ese mismo instante
ella tan joven y yo tan aburrida
que, quizás, quien sabe
podría haber estado bien

la vida está bien pero sólo para un rato

no tengo talento
sólo tengo ganas de morirme de ven en cuando
como todos supongo
de vez en cuando
la parte química de mi cuerpo
se desequilibra
y siento que no voy a esperar mucho más
por suerte sólo sucede de vez en cuando
y entonces lo escribo
digo me quiero morir
no aguanto un segundo más
en esta mierda de existencia
luego se me pasa
te llamo y te cuento llorando
que he pensado que la vida no me merece
y tú te ríes y me dices que todos sabemos
lo que es la vida pero que hay que abrazarla
tal y como es
aceptar las cosas y tratar de encontrar
el lugar más apropiado en el que quedarse un rato
y te digo que tienes razón
pero que no es fácil
que para mí no es fácil
y tú te sigues riendo
para nadie es fácil, dices
ellos también sufren
¿o te crees que sólo sufres tú, patri?, me dices
ya sé que ellos también piensan a veces
en desaparecer, pero joder, te digo,
yo sólo se cómo lo siento yo
y es una sensación asquerosa
porque me hace sentir una persona miserable
en un mundo aún más miserable
patri, alegas, el resto también sabemos
dónde estamos, trabajamos todo el día
en sitios de mierda para pagar un alquiler de mierda
ni siquiera entra luz por mi ventana, joder
¿te crees que nos gusta eso?
tienes razón, te digo,
pero veámonos pronto amor
quiero besarte un rato
tampoco mucho con un rato me vale
y tú me dices vale
a las nueve en mi tienda
y yo voy hasta tu tienda
leo un rato en el autobús
y grabo a la gente que se sienta en frente
para saber que existieron y que una vez
se sentaron en frente de mi en el circular
y luego llego hasta tu tienda
y te veo y nos besamos un rato
y te digo que es ése es el mejor momento del día
y que si la vida fuera eso no querría morirme nunca
eres una intensa de mierda pero te quiero, dices
y yo te digo que sí
que menuda intensa estoy hecha
y nos reímos un rato mientras nos abrazamos
un rato
sólo un rato

"aburrida y algo triste pero bien"

leo en internet que el aburrimiento
es el nuevo impulso de creación poética
leo en un foro una discusión
entre seguidores de un grupo de música que desconozco
miro el móvil y nadie ha intentado contactar conmigo
en estas últimas tres horas
me masturbo sin ganas
mientras veo el vídeo de unas lesbianas
muy rubias y muy guarras,
me gustaría estar ahí joder
intento con fuerza que estés pensando en mi
pero sé que mi mente no tiene poderes de ningún tipo
escucho los magnetic fields,
i don´t believe in the sun,
me pongo las medias,
salto en la cama con desinterés,
no tengo nada y
apenas encuentro algo en lo que creer
quiero escribir que estoy perdida,
quiero que veas que nada ha cambiado en los últimos diez años
deseo pedir perdón a todas las personas
a las que no he sabido mirar a los ojos en mi vida
ojalá no estén avergonzados con mi comportamiento
como lo estoy yo
voy a buscar la mejor manera de encontrarme a mi misma
no temer a mi padre
y que mi madre no llore más de la cuenta
¿te imaginas que de aquí a cinco años nos casamos
en un lugar muy pequeño,
un pueblo perdido o algo así?
estaría feliz de haber encontrado algo a lo que aferrarme
que suene la canción que tú elijas
me fío de ti, ya lo sabes
poder viajar sin tener miedo a alejarme
poder irme lejos sin sentirme una extraña
te envidio y te admiro
y eso es más de lo que he hecho por alguien en toda mi vida
tu colección de tebeos y yo tenemos un idilio que durará eternamente
además le gustaste a mis padres
"parece un buen chico", dijeron
esta vez espero hacerlo bien, te prometo que todo lo que quiero
es que esto salga bien
y que alquilemos una casa en el centro
un estudio luminoso y que riegues las plantas todas las mañanas
y yo te vea, desde la cama, los sábados al despertarme
ya sabes lo descuidada que soy, tendrás que ordenar los armarios
y limpiar la cocina y yo prometo no hacer mucho ruido por las noches
prometo mirarte dormir sin despertarte
ahora suena come back from san francisco
i miss doing the wild thing with you
vamos a montar un grupo de pop, venga
quiero cantar y bailar y olvidarme de que existo
jodida egocéntrica de mierda
no sé eliminar los pensamientos sobre mi
muchas veces he querido morirme
tú lo sabes
y me gusta que te rías y me beses la mejilla
como si querer morirse fuese lo más normal del mundo
porque, joder, es lo más normal del mundo
mi amiga kai me envía un mensaje
de que está triste y aburrida
"aburrida y algo triste, pero bien", dice
al menos existimos que diría un moralista de mierda
pero si no te puedo abrazar de qué sirve que existamos
me gustaría no trasmitir tanta lástima en todo lo que hago
y que pudiésemos escaparnos
todos juntos
no sé a quien me refiero con todos juntos
pero todos juntos
más juntos que nunca
a un lugar sublime
un sitio por el que merezca la pena
vivir
voy a drogarme un rato
a ver si se me pasa la tontería
luego volveré a llorar
como siempre
chica de costumbres

19 de enero de 2016

mi infancia fue una espina afilada y larga, larga y afilada
de las que nunca se tragan bien
y te atragantas todo el rato
algún día tendrá que pasar
se mirará y dirá
qué he hecho con todo el tiempo
que aún quedaba 
dónde está todo mi tiempo
me prometí otra cosa
debe haber un error
no puede ser tan fácil
que todo pase así
como quien intenta
besar sin prestar atención
nunca cierras los ojos porque
nunca creíste demasiado en el amor
no puede ser tan fácil
algún día tendría que pasar

mírate
todavía tienes problemas al mirar




18 de enero de 2016

siempre follan los mismos
y luego nos quejamos del paro juvenil, de las hipotecas basura, la política de mierda de este gran país cómico y trágico, de la educación, del bajo nivel de lectura, del bipartidismo futbolístico, periodístico, gobernante, sexual, de las películas atroces de almodóvar, la poesía escrita por chimpancés, de los festivales para pringaos, de los números uno, de las carteleras, de los giusantes con jamón, del pepinillo virulento en las hamburguesas infectadas
pero es que a ver siempre follan los mismos
y la mayor parte de las veces mal, bastante mal

17 de enero de 2016

y todo será siempre lo mismo, amor
trabajarás todos los fines de semana hasta los treinta 
yo trabajaré con un contrato de mierda entre semana 
y me sentiré sola los findes
y veré películas malas en la sexta a medianoche
y habrá días que soñaré cosas
-que incluso me las creeré-
y habrá días que estaré contenta
-bailaré y me drogaré y será siempre divertido-
pero la mayor parte estaré asqueada
y querré cambiarlo todo siempre aún sabiendo que nunca cambia nada
y te repetiré que nunca iremos a copacabana muchas veces
y habrá muchos finales pero por lo visto todos serán iguales
y será tan aburrido que lo soportaría si hubiese una sorpresa final
una gran sorpresa final
si al menos alguien me lo prometiese
aunque no fuese ir juntos a copacabana
y todo será siempre lo mismo, amor
trabajarás todos los fines de semana hasta los treinta 
yo trabajaré con un contrato de mierda entre semana 
y me sentiré sola los findes
y veré películas malas en la sexta a medianoche
y habrá días que soñaré cosas
-que incluso me las creeré-
y habrá días que estaré contenta
-incluso bailaré-
pero la mayor parte estaré asqueada
y querré cambiarlo todo siempre aún sabiendo que nunca cambia nada
y te repetiré que nunca iremos a copacabana muchas veces
y habrá muchos finales pero por lo visto todos serán iguales
y será tan aburrido que lo soportaría si hubiese una sorpresa final
una gran sorpresa final
si al menos alguien me lo prometiese
aunque no fuese copacabana
nunca iremos a copacabana juntos, amor
no nos bañaremos en sus aguas cálidas
no tomaremos daikiris 
no te echaré crema en la espalda
mientras el niño llorón de al lado
-el jodido niño llorón de al lado-
nos llena de arena el pelo, la boca, la piel
al sacudir su toalla
nunca iremos a copacabana juntos, amor
y es bueno que empecemos a asumirlo
es necesario que pensemos en nuestro amor
como en una hipoteca conjunta,
una salida a algún sitio -nunca muy lejano- en agosto
algún paseo nocturno que acaba tarde
después de follar un jueves
el mismo horror de siempre frente
a las comidas familiares de año nuevo
en casa de tu madre
pero no copacabana
eso no, eso nunca, amor
mejor decírnoslo así
sin destrozos ni escenitas tontas
ahora que es pronto aceptemos la consigna:
trabajaremos sin descanso para no poder ir a copacabana nunca, amor
resignémonos con dignidad
al fin y al cabo
copacabana es lejos, copacabana es caro, copacabana es incluso aún más hortera que el hotel más triste de las vegas
¿quién cojones querría ir a copacabana, amor?

14 de enero de 2016

ahora está solo
le imagino llegando a casa
paseando por la calle mojada
sorteando las hojas de este otoño infinito
¿se arrepentirá de todo o 
pensará que es así como todo acaba?
tiene miedo
sólo hay que mirarle de cerca
no corromper los silencios casi sólidos
no dejarse intimidar por su intento nefasto
de falsa seguridad
está solo
se sabe solo
y se pregunta por qué
todos nos preguntamos por qué

cuando el final acecha
Me he quedado sin palabras. Ya no tengo más palabras de las que adueñarme, indebida y torpemente, exigiendo, implorando como una desquiciada que vengan a auxiliarme. Ya no, ya no hay palabras. Ahora me deslumbro, sola, frente al espejo. No hay palabras, sólo hay un espejo perverso que se empeña en desmentirme. ¿A dónde se puede ir si sólo eres enfermedad e impostura?, ¿acaso se puede ir lejos reivindicando lo perdido? Ya no hay más palabras, ¿para qué, si nadie más que tú reconoce lo que alimenta este sufrimiento?
oigo la tele
desde la cocina
mamá en el salón llora despacio
bajito y despacio
como quien habla
tratando de ocultar su ira 
contra los años perdidos
oigo la tele
y subo el volumen
mientras intento freír un huevo 

sin salpicarme demasiado 
la piel 

8 de enero de 2016

el alivio, el vacío

“La mayoría de las personas sólo mueren en el último momento; otras empiezan y se toman veinte años de tiempo, y a veces más. Son los desgraciados de la tierra” Cioran


no huir
no irse
desprenderse
desarmarse
des
aparecer
lejos 
fuera
nunca
al fin
todo 
en vano
inútil
pueril
intrascendente
mejor
mucho mejor
qué descanso

al fin

desear algo, esa atrocidad

desear algo
forzosamente
acaloradamente
casi instintivamente
resistir la caída
soportar los tropiezos
levantarte recio
caminar erguido
eliminar -no sin esfuerzo-
el dolor
-todos los dolores del mundo-
limpiarte la espalda
sacudirte el polvo
resucitar 
siempre 
de entre los muertos
una
otra 
eternamente

los gladiadores 
no descansan

los 
gladiadores
no
descansan

desear algo, 
elegir la muerte

la inútil condición de mi inmutabilidad


los años van pasando
unos y otros 
enloquecidos
veloces
deseosos todos 
de un final grandilocuente

los años van pasando
pero sólo pasan ellos

los años
voy a seguir estando aquí para nadie
intentado, torpemente
engullir el vacío
engullir(me) en el vacío
aquí para nadie
como un crío abandonado
a su suerte
a su torpe y despiadada
suerte